PUBLICIDAD EFECTIVA Vs. RECICLAJE COMUNICACIONAL

Muchas de las visitas que hacen los bogotanos a los supermercados, centros comerciales y demás zonas de comercio de la ciudad son molestas por los numerosos volantes que se entregan para hacer publicidad a las diferentes marcas que promuevan productos específicos o que estén de moda. Las comunicaciones entregadas a una persona, no representan mayor importancia por puro interés propio porque este es un simple papel, se convertiría en un papel más para reciclaje, es de suma necesidad que la publicidad aplique un protocolo, para hacer más efectiva esté tipo de comunicación .
Los conocedores del tema contemplan que un volante sin un contacto diferente con los usuarios, es una comunicación mal invertida, puesto que las personas miran lo que se les entrega pero no muchos lo observan como beneficio o interés propio, según como lo explica John Cortes, gerente de marca de Kimberly en C & C Action Marketing en la cuidad de Bogotá, donde le da un gran valor e importancia a un protocolo por mínimo que sea a la entrega de cada volante, donde roba mayor atención a los usuarios creando así un sublime interés de ellos sobre la marca, producto y/o servicios.
La publicidad debería enfocarse más en crear un momento más propicio para generar un nuevo cliente y por consiguiente dar pie a la fidelizacion y posicionamiento a una marca por medio de una comunicación más personalizada y directa con el usuario, para hacer más efectiva la comunicación utilizando el mismo sistema de volanteo tradicional.
Son muy pocas las empresas y las agencias que han implementado este método para masificar comunicaciones publicitarias sobre un bien y/o servicio que ofrezcan, según la Sra. Martha Báez, integrante de una de las agencias mas importantes de BTL (Bellow the line) de Latinoamérica, encuentra mas curioso y de mayor expectativa recibir como usuaria y entregar como publicista, un volante con un pequeño mensaje, donde cualquier factor influencia la recompra y utilización de cualquier producto, o por lo menos quedar instalada en la mente de las personas, y así convertir ese folleto en una invitación mas a crear un nuevo cliente para las empresas y marcas comitentes.
Las personas identifican un papel publicitario como material de reciclaje; son libras y libras de papel que las grandes y medianas empresas invierten con unos cuantos miles de pesos con el fin de recrear una marca con los usuarios y consumidores, comunicando un mensaje, una promocion, hasta una nueva alianza para mejorar un algo, donde el 100% de comunicación emitida solo el 25% aproximadamente resulta parcialmente efectiva, el resto queda como relleno sanitario tanto publicitario como ambiental.
La mayoría de personas detesta recibir publicidad por la calle primero por molestia y segundo por nivel de inseguridad que hay por la cuidad, una palabra que dé la persona que este entregando la publicidad, definirá la cortesía y seguridad que necesita un usuario para poder recibir el folleto o volante con agrado y por probabilidad prestara más atención a la comunicación y así sería más efectiva la labor tanto del volante como de la agencia y la publicidad misma.